OBSERVATORIO ARGENTINO

Las cumbres del Grupo de los 20 constituyen un evento incomparable para incluir nuevos ejes o capítulos que permitan enfrentar los grandes desafíos de política y economía internacional.

La Argentina ejercerá el año próximo la presidencia del G-20 y en consecuencia será sede de uno de los eventos de mayor nivel y exposición a nivel global.

Habrá así una oportunidad excepcional para avanzar con una agenda que se enfoque con mayor énfasis en asuntos de interés prioritario para los países emergentes.

Pero hay que comenzar a trabajar de inmediato. Para ello es necesaria, en primer lugar,  una estrecha coordinación entre los tres países de América Latina que integran el G-20: Argentina, Brasil y México. Existen intereses comunes vinculados con la ampliación de la agenda del G-20 en temas fundamentales. Entre ellos, la instrumentación de estrategias globales para estimular el desarrollo con equidad, la necesidad de que los países emergentes cuenten con mayor peso en los organismos multilaterales, la promoción del empleo de calidad y el impulso a una amplia inversión en educación, salud y vivienda.

Desde la Fundación Embajada Abierta hemos puesto en marcha un Observatorio G-20 que se propone alentar la discusión y el análisis sobre la agenda que este foro deberá encarar en los próximos años. El escenario internacional se ha tornado más complejo y los países latinoamericanos tendrán que extremar esfuerzos para impulsar una agenda común que permita reducir la histórica desventaja que sus voces y sus posturas han tenido respecto de los países centrales.

Con este objetivo, el Observatorio G-20 de Embajada Abierta realizará de manera sostenida en los próximos meses diversos encuentros, seminarios y jornadas orientados a enriquecer el debate hacia una agenda internacional cada vez más centrada en la resolución de los grandes problemas reales que afectan a las sociedades.

Las secuelas de la crisis económica que hundió al mundo en un largo período recesivo aún están presentes. La necesidad de coordinar políticas que se alejen de la rutinaria exigencia de austeridad y que promuevan mayor crecimiento, creación de empleos de calidad, un comercio global más justo y en definitiva mayor inclusión social, demanda reflexión, debates y acción.

Anuncios